viernes, 29 de agosto de 2014

NAKED BASICS


¡Buenos días!
Hoy en la sección beauty de cada viernes os enseño la paleta que incluía el set de brochas que os contaba en este post. Una paleta que me ha dado unos cuantos quebraderos de cabeza, os cuento por qué aquí, ¡empezamos!



Sí, aparentemente puede parecer una de las famosas paletas de Urban Decay, la NAKED BASICS, pero no lo es. Cuando elegí la manta de brochas que os conté en este post (porque me encantó), vi que venía con un fake de la NAKED BASICS en el pack. Me surgieron mil dudas, mil dudas éticas. Yo quería mi mantita de brochas y no venia suelta. Es la primera vez, que recuerde, que tengo un fake de algún producto. ¿Y si me gusta? ¿Y si paso esa barrera de lo legal y empiezo a comprar copias? ¿Y si me vuelvo loca? Sí, súper exagerá yo, pero es que comprar copias baratas ni se me pasa por la mente, es como de cutres y divas probres, ¿no? Y aunque esta paleta no la compré, yo decidí que aceptaba recibirla a cambio de la súper manta de brochas chachis. 
Irene, es una paleta, ya está, si no te gusta la tiras o la regalas, ¡y a tomar por saco!
No sé, me rallé, estaba aceptando algo que va en contra de lo que defiendo, la autoría y la originalidad. Creo que si no puedes adquirir una  paleta como esta original busca otra de otra marca más barata que cumpla las mismas funciones, que hay millones en el merado (que por cierto, hay una de Catrice que me chifla y os tengo que enseñar). Bueno, no os rallo más, vamos a la cuestión en si, ¿Merece la pena?


Recibí la paleta, y no hay un detalle de la caja que no sea como la original. Además de haber comparado ambas paletas en directo, he cogido como referencia este post de mi compi Carmen, Makeup Gades donde hace una review de la paleta original impecable y muy recomendable por si os planteáis comprarla.


¿La diferencia? Tanto el pakaging, como la paleta en si es idéntica aparentemente, el plástico de la fake quizás no brille tanto y es mate, los nombres de las sombras son diferentes, no se llaman igual, pero es la única diferencia. 


Aquí os hago un swatcheo de la paleta que creo que deja clara la pregunta que os hice al principio, ¿realmente compensa? NO.
Y me alegro, me alegro porque confirma lo que yo ya sabía, me quedé mucho más satisfecha de ver como no hay nada como lo original, lo de verdad. Podéis ver en esta foto de Carmen (haciendo click aquí y aquí) la pigmentación original de las sombras, sólo hay que comparar...¡no hay color! Tanto la baja pigmentación de las sombras transitorias en la fake, como la intensidad y lo polvorientas que son las extremas, ¡nada que ver, señoras!


Me la he jugado haciendo este post, en el sentido de que quiero seguir siendo consecuente con lo que defiendo y he terminado haciendo post de algo no original, pero creo que merece la pena compartirlo con vosotras por si os habéis planteado alguna vez comprar fakes. He visto copias de M.A.C. que "me se caen losojo", ¡no lo hagáis! Los fakes devalúan la marca y termina haciendo que se vea como una costumbre y es muy difícil luchar en contra cuando se extiende este fenómeno. El ejemplo más claro para mí fue D&G, marcas que rompieron el concepto de lo sexy y eran casi inalcanzables en su comienzo para el bolsillo medio, hasta día de hoy que es considerada una de las marcas "canis" por excelencia, y todo eso por las millones de copias baratas que han sido imposibles de controlar. Espero que comprendáis la finalidad de este post y así me conocéis un poco más, y es simplemente que si no puedes gastar 25€ en una paleta como esta no busques una copia, busca un clon u otra paleta que cumpla las funciones de esta y cuando puedas invertir, hazlo. Merece la pena, ¡te lo digo yo que trabajo en esto! 
Que tengáis un feliz finde y mañana os veo por aquí con el nuevo post de fondos chachis, que por cierto, gracias por la acogida del primero, ¡grasias cari!
Mil besos,
Irene.




3 comentarios:

  1. olé tu!
    el tema de los fakes en belleza es otro cantar, puedo medio estar conforme cuando una marca, dos o tres, clonan un color de una marca que ha resultado ser un best seller como por ejemplo el candy yum yum de MAC, miles de marcas han copiado ese rosa flúor ( aunque ninguno es igual, por más que se quieran parecer) esto es una cosa, que a alguien que no pueda pagar lo que cuesta el original le puede venir bien, pero cuando se esta copiando íntegramente el producto ya no....eso ya está muy mal y si además se suma la calidad nefasta que dices que tiene esa paleta, apaga y vamonos.,,,,
    A mí tampoco me gustan las copias en nada, ni en moda y en belleza tampoco
    un beso guapa!!!!
    E.

    ResponderEliminar
  2. Muy buen post, Irene. Yo estoy totalmente en contra de los fakes de belleza. Siempre son de una calidad mucho peor y, sinceramente, habiendo otras paletas de otras marcas que contienen sombras similares yo no me arriesgo a comprar un fake que sé que luego me puedo llevar un chasco y no pigmente nada. Un besito!
    www.funfearlessfemale.es

    ResponderEliminar

¡Gracias por tu comentario! ♡